RELOJES INSPIRADOS EN LA NAVEGACIÓN, ATRACCIÓN Y BUCEO Replicas Relojes

Sea Time no se parece en nada al libro de imágenes orientado al lujo que pensé que sería. Aunque grande y lleno de fotografías exuberantes, el traje fuerte de Sea Time es el conjunto de ensayos largos y cortos que los coautores Aaron Sigmond y Mark Bernardo han investigado a fondo y han escrito con humildad como profesionales. Sospecho que estos ensayos convertirán a Sea Time en un recurso esencial para los nerds de vigilancia serios.

La hora del mar ha profundizado mi propio conocimiento de los relojes listos para el agua de maneras sorprendentes. Finalmente, tengo una idea clara de los relojes que Jacques Cousteau usó a lo largo de los años (Blancpain, Rolex, Doxa, en ese orden). Finalmente,replicas relojes me entero de por qué James Bond cambió a un Omega Seamaster en la década de 1990 (la elección de un director de vestuario estudioso). Finalmente, entiendo que fue decididamente Blancpain (1952), y no Rolex (1953/4), quien emitió por primera vez un reloj específico para SCUBA. Y finalmente puedo hablar con cierta confianza sobre el aumento, caída y resurrección de Doxa en las últimas cinco décadas.

La mayor parte de la escritura en Sea Time está llena de hechos y es una opinión despreocupadamente despojada y una autoridad curatorial innecesaria. Lamentablemente, demasiados escritores de relojes intentan transmitir sus opiniones como información, aunque a menudo es difícil captar eso como un lector casual. Esta es una parte tan importante de por qué recomiendo Sea Time que voy a hacer una digresión brevemente. Considere estas dos oraciones hipotéticas:

1. El Rolex Submariner fue el ícono esencial de la masculinidad del siglo XX. 2. El Rolex Submariner finalmente se convirtió en un símbolo de masculinidad a finales del siglo XX. Aunque grandiosa y emocionantereplicas rolex, la oración # 1 es finalmente falsa. La oración # 2 no es tan pegajosa, pero ofrece una visión mesurada y es cierta. Esta distinción aparentemente sutil separa a los escritores cojos que hacen ruido compitiendo por nuestra atención involuntaria y los grandes escritores que a menudo no logran su aclamación debida. Me complace informar que los autores de Sea Time se encuentran en la última categoría, y tal vez podamos dejarles algunos elogios aquí y ahora.

Echa un vistazo a lo que puedes aprender en dos oraciones llenas de hechos y humildes de Sea Time: La génesis de los Fifty Fathoms se remonta a 1952, cuando el Ministerio de Defensa de Francia acusó a un capitán de la Armada francesa, Robert Maloubier, de reunir un equipo de élite de buzos de combate. Decidido a equipar a sus naguers de combat (nadadores de combate) con relojes diseñados específicamente para los rigores de la misión militar marítima, Maloubier se convirtió en uno con un pedigrí probado, Blancpain,replicas tag heuer la marca de relojería más antigua del mundo (registrada).